Foto: ConfidencialColombia

Con la asistencia de unos 23 mil jóvenes el papa Francisco los invitó hoy a que el mal no les venza a los jóvenes, que no les de miedo el futuro, que se enfrenten a los compromisos, no al cumplimento, salgan a ese compromiso en la renovación de esta sociedad y los animo a afianzarse en el Señor, el único que nos alienta que contribuye a la reconciliación y a la paz.

Saludo a los enfermos, a los marginados, a los más pobres, a los ancianos, a los que están en su casa. “Todos están en mi corazón y les pido que no se olviden de rezar por mí”, comentó el papa.

Luego de saludar al presidente, de rezar las letanías ante la Virgen de Chiquinquirá en la Plaza de Bolívar, de firmar el libro de los personajes ilustres que han visitado la Catedral Primada, de un encuentro con los obispos colombianos. Fue un emotivo encuentro con jóvenes especialmente universitarios. Cuando el papa dijo: la paz con ustedes, los jóvenes le respondieron en grito: “y con tu espíritu”.

“Dando gracias a Dios por el bien que ha hecho en esta nación, he venido a aprender de ustedes, de su fe, de su adversidad. Ustedes saben que le obispo, el cura, debe aprender de ustedes han vivido momentos oscuros y difíciles, pero el Señor ha estado en el corazón de cada uno de ustedes. El señor abraza a todos y todos somos importantes y necesarios para Él”, les dijo.

“Durante estos días quisiera decirles que Dios nos ama con amor de Padre”, dijo y les pidió que le repitieran: “Dios nos ama con amor de padre”, agregó.

Foto: Minuto30

Esta es la juventud del papa

En este día les digo, por favor, mantengan viva la alegría, es singo de quien ha encontrado a Jesus y si la encuentran, nadie se la puede quitar, por las dudas, les aconsejo, no se la dejen robar. Deben saberse amados por el Señor“.

“El fuego del amor de Jesús hace desbordante este goce… Cómo no van a cambiar esta sociedad y lo que se propongan. No les tengan miedo al futuro.  No se metan en el Chiquitaje, vuelen alto y sueñen grande”, manifestó también.

“Ustedes tienen una sensibilidad especial para reconocer el sentimiento de los otros. Son capaces de resignar comodidades, para dejarse conmover por las necesidades de los más frágiles y dedicarse a ellos. Pero también puede suceder que hayan nacido en ambientes donde hayan quedado anestesiados por el dolor, por eso quiero decirles que el sufrimiento de sus hermanos colombianos los abofetee, a no acostumbrarnos al dolor y al abandono, también ustedes chicas y chicos que viven en situaciones diversas se han habituado a ver que a ver que en el mundo no todo es blanco ni negro, la vida cotidiana se disuelve en una serie de tonalidades y pueden caer en una serie de relativismo, pierden la identidad del dolor de quienes han sufrido”.

Tienen la capacidad de señalar desaciertos y tienen la capacidad de comprender que detrás de un error y no hay que maquillarlo y ustedes son capaces de comprender que hay un sinfín de atenuantes, ¡cuánto los necesita Colombia!

“A ustedes jóvenes les es tan fácil encontrarse, les es fácil encontrarse…Un rico café, un refajo, como una excusa para suscitar un encuentro. Los jóvenes coinciden en la música y en el deporte, en una final del Nacional y el América. No, no es eso, la cultura del encuentro que más allá de las diferencias somos parte de algo grande, somos parte de este maravilloso país, ayúdenos a buscar el encuentro que tanto lo practican tan bien. Perdonar a quienes nos han herido, es notable ver como ustedes no se dejan enredar por historias viejas y como miran con extrañeza, como los adultos relatamos asuntos de división por estar atados por rencores, tenemos que mirar adelante sin el lastre del odio, toda la Colombia que quiere crecer y seguir desarrollándose y que los mayores se la debemos a ustedes”, les expresó.

Foto: Reuters

“Y precisamente por esta capacidad de perdonar enfrentan el enorme desafio de ayudarnos a sanar nuestro corazón. Le pido, ayudarnos a sanar nuestro corazón. Es una ayuda que les pido, es una esperanza que es una segunda oportunidad, los ambientes desazón e incredulidad dañan el alma y dañan la esperanza que necesita toda comunidad para avanzar.

Jóvenes sueñen, arriésguense, muévanse, vayan adelante. Sólo así se animarán a descubrir el país que se esconde detrás de las montañas, ese país que no se ve y que es parte de este cuerpo social que nos necesita. Ustedes jóvenes son capaces de descubrir la Colombia profunda.

El Papa Francisco, luego de saludar al presidente, de rezar las letanías ante la Virgen de Chiquinquirá en la Plaza de Bolívar, de firmar el libro de los personajes ilustres que han visitado la Catedral Primada, de un encuentro con los obispos colombianos.

Comentarios

comentarios