Dos voces que te llevan al cielo o al infierno, una mezcla de dioses que te dejan un dulce encanto de pecado y dulzura.

Comentarios

comentarios