El Jardín Botánico de Bogotá “José Celestino Mutis” abrió sus puertas al Último Café donde nos cuenta, a través de su directora  Viviana Barberena, los nuevos proyectos del tropicario y de las diversas actividades que se hacen en este muso vivo, donde lo verde es el predominante. Un sitio abierto al aprendizaje, a la recreación y de manera muy especial, a entender que la vida de la ciudad también depende en gran medida del verde.

Bogotá es una ciudad verde, que va perdiendo este reconocimiento por la deforestación y el crecimiento en ladrillo, cemento y asfalto, un daño ecológico resultado del crecimiento urbano que nos afecta a todos. Estos y otros temas en una entrevista conducida por Carlos Cantor.

 

Comentarios

comentarios