Myriam Bautista González, autora del libro Rebeldes: osadas, y transgresoras mujeres colombianas. Foto: Santiago Bohorquez

Rebeldes: osadas y transgresoras mujeres colombianas, con autoría de la periodista Myriam Bautista Gonzálezen el que se compilan seis perfiles de mujeres quienes, consciente o inconscientemente, pisotearon las normas escritas (…) trabajaron en lo que quisieron y como quisieron. Su huella fue borrada (…) de la memoria de esta sociedad patriarcal que invoca siempre más y mejor a sus hombres. 

Soledad Acosta de Samper: Única ciudadana de su tiempo. Autora de 21 novelas, entre muchos más escritos de diversa índole. Una mujer que a pesar de su enorme producción es desconocida. Su obra, redescubierta hace poco tiempo, reposa en La Biblioteca Nacional.

María de los Ángeles Cano Márquez: fogosa y eficaz agitadora de masas. Una mujer sindicalista, reconocida como La flor del trabajo. Luchadora, interesante, defensora de los derechos de los trabajadores, de los campesinos.

Emilia Pardo Umaña: Aguda, creativa y chispeante redactora. Una de las primeras periodistas, quien rompió esquemas y trabajó en El Espectador, El Siglo, El Tiempo y El Mercurio. Y de uno a otro medio pasó con una facilidad, que hoy no es posible.

Débora Arango Pérez: Irreverentes pinceladas de una sosegada mujer: rompió con muchas de las costumbres de la época, pero se expresó de manera osada y, mejor aún, con apoyo de sus padres. Débora pintó desnudos que no incluían el concepto de belleza tradicional. Por el contrario.

Cecilia Cardinal de Martín: Alegre y permanente defensa por la plenitud. Una de las primeras médicas colombianas, egresada de la Universidad Nacional, y, dedicada al reconocimiento de la sexualidad humana, como una forma de reconocernos en la humanidad.

Virginia Gutiérrez de Pineda: Incisiva y curiosa investigadora social. En un contexto patriarcal, esta mujer también rompió esquemas y con el tiempo hizo aportes fundamentales en el “poner sobre la mesa”, las condiciones sociales de la familia colombiana.

Un bello espacio que dedicamos a la niña que en esta emisora nacerá en los próximos días: María Lucía Ramos Herrera. Bienvenida a la nena, y comparto el deseo de la autora: que su mundo sea más amable: que coseche los aportes de estas y otras mujeres guerreras.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios